Pruebas para la Detección y Control de la Diabetes

Métodos y pruebas para la detección de la Diabetes

Debido a la necesidad de diagnosticar, tratar y controlar la Diabetes, investigadores han descubierto diferentes pruebas para detectar y  controlar los niveles de azúcar en la sangre.

Los médicos utilizan varias pruebas para saber si una persona sufre de diabetes, y luego combinan esos resultados para determinar si una persona tiene diabetes o no.

Prueba de glucemia en ayunas para detectar la Diabetes

La primera prueba, la más simple, es la prueba de glucemia en ayunas. Una pequeña muestra de sangre será tomada en el laboratorio después de que el paciente no ha bebido ni comido nada desde la medianoche.
El nivel de azúcar en la sangre normal está entre 70-110; se considera como límite a 135 y más de 140 ya es un nivel alto.

La glucemia (el nivel de azúcar), en ayunas puede ser afectado por otros factores. Si una persona está tomando un diurético o un esteroide puede alterar esta prueba dando un falso positivo. Además, algunas personas pueden padecer de “pre-diabetes” o sufrir una enfermedad que altere los valores de azúcar en sangre.

Prueba oral de tolerancia a la Glucosa

La mayoría de los médicos solicitarán también una prueba oral de tolerancia a la glucosa (SOG) que puede llevar de 2 a 4 horas. Durante esta prueba el paciente llega al laboratorio en ayunas desde la medianoche. A continuación toma una bebida de alta concentración de glucosa. Durante las próximas 2 a 4 horas se mide su azúcar en sangre cada hora y se realiza un análisis de orina cada 30 minutos.

Si la prueba sale normal el azúcar en sangre no va a superar los 110, aunque el cuerpo haya sido provisto de una alta dosis de azúcar. Si la persona sufre de diabetes los números serán elevados durante la prueba.

 

Los médicos deben valorar los resultados del nivel de azúcar en sangre en ayunas, el SOG, el examen físico y la historia clínica para hacer un diagnóstico definitivo de la diabetes.

Una vez que una persona ha sido diagnosticada con diabetes, es importante que se aplique un plan integral para controlar la Diabetes. Esto requiere que el individuo aprenda cuales son los alimentos buenos y cuales son malos, que puede hacer y que no, en definitiva como ayudar al cuerpo a mantenerse sano y mantener la glucosa en niveles saludables.

Todos los diabéticos deben medir su glucosa sanguínea mediante el uso de un glucómetro portátil. Estas máquinas pequeñas miden instantáneamente la cantidad de glucosa en la sangre con una pequeña muestra de sangre obtenida a través de un pinchazo en el dedo.

Prueba de la hemoglobina glicosilada o A1C

Una vez cada 3 a 6 meses, su médico puede ordenar una prueba de A1C para tener una idea de cuanto ha progresado la diabetes y como ha sido controlada los niveles de glucosa en los últimos tres meses.
La Asociación Americana de Diabetes recomienda que este examen se realice dos veces al año para las personas que estén bien controlados y con más frecuencia, cuando los azúcares de la sangre no están bien controlados, si los diabéticos tienen otras enfermedades (enfermedad que afecta el control del azúcar en la sangre) o cuando el tratamiento para la diabetes se cambia.

La prueba de A1C se reporta como un porcentaje de lo bien que la Diabetes ha sido controlada en los meses anteriores. Los médicos coinciden en que el número debe estar entre 6,5% y 7%., aunque en algunos países se usa otra escala para mostrar estos resultados.

Prueba de creatinina sérica para la Diabetes

Una prueba de la creatinina sérica, se recomienda una vez al año. Se trata de un simple análisis de sangre que ayuda al médico a determinar en el diabético qué tan bien sus riñones están funcionando.

Tags: ,